ARTE Y RECICLAJE

ARTE Y RECICLAJE


     Para luchar contra la acumulación inútil de papel, la opción más inteligente es reciclarlo, y si es posible, convertirlo en una obra de arte.
             “ convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros, pero ya no producirá flores”.

                                                                                                               Rabindranath Tagore.

     Tagore nos dice una gran verdad, pero en mis manos está transformar los guiones de cine de mi marido, Luis Hostalot, en unos almendros en flor.

http://www.youtube.com/user/MrLuisHostalot El Quijote de Luis Hostalot. De este guión también florecieron unos cuantos cuadros.




ARTE Y ENERGIA


     En mi obra es muy importante el material que utilizo: papel reciclado. En éste convergen los tres conceptos que más me interesan: forma, materia y energía. La materia precisa de mi energía para mantener su forma, y ésta, a su vez, puede entenderse como caudal de energía almacenada. Mi intención es cargar las piezas de esa vibración que viene dada por el tiempo, el espacio y las vivencias que impregnan los objetos. Cuando preparo la pasta de papel con dibujos y escritos de seres queridos el material se carga de la emoción que ellos aportaron y mientras trituro el material esa energía se entremezcla con la que yo aporto.


     El material va más allá de la idea ecologista de reciclaje, es un renacer, un continuo transformarse. Materia y espíritu no son más que dos formas distintas de una única existencia infinita. Es precisamente en la pasta de papel que yo reciclo donde se mezclan la materia con el espíritu o la energía que aporta las transmutación constante de los objetos. Una escultura o pintura hecha con pasta de papel trae consigo una renovación que viene cargada de la energía de lo que anteriormente fue. Es el ciclo de la vida, un árbol-papel-dibujos de un niño-apuntes del colegio-cartas de un ser querido….una escultura, una pintura.

     La materia recuerda, archiva información.


 
ARTE SOSTENIBLE


     Todos los cuerpos están destinados a desgastarse, envejecer, romperse o pasar de moda, esa es la vida útil de un producto, un objeto o un ser. El reciclado permite utilizar lo que consideramos basura en un nuevo material útil. Mi trabajo consiste en utilizar los papeles que no son basura, sino que nos acompañan a lo largo de nuestra vida por la energía emocional de la que están cargados.

     Cuando reciclo papel estoy depurando, por un lado los restos de la sociedad, y por otro, la energía acumulada en los manuscritos, transformando a éstos en objetos que se acaban convirtiendo en contenedores de emociones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario